Lu - Vi 08:00 - 21:00

Sá 09:00 - 14:00

Vecinal 151

Las Condes, Stgo

Edit

Sobre nosotros

En Clínica Vie Et Santé hemos desarrollado un método único y efectivo en la baja y control de peso. El éxito de nuestro método se basa principalmente en el apoyo integral al paciente de todo nuestro cuerpo médico; Medicina, Nutrición, Psicología, Auriculoterapia, Kinesiología y Estética, donde la enseñanza y el apoyo permanente, genera cambios de hábito en el paciente que permiten una baja de peso efectiva.

Información de contacto

El hambre es la forma en que tu cuerpo avisa que necesita más alimentos. Sin embargo, muchas personas sienten hambre incluso después de comer. Factores como tu dieta, hormonas o estilo de vida, pueden explicar este fenómeno.

Estas pueden ser las razones:

  1. Composición de la comida
  • Podría deberse a la composición nutricional de tu comida.
  • Las comidas que contienen una mayor proporción de proteínas tienden a inducir una mayor sensación de saciedad que las comidas con mayores proporciones de carbohidratos o grasas.
  • Además, si tu dieta carece de fibra, es posible que sienta hambre con más frecuencia, ya que esta demora más en digerirse y puede disminuir la velocidad de vaciado del estómago.
  1. Estilo de vida
  • Varios factores de comportamiento pueden explicar por qué sientes hambre después de comer
  • Estar distraído mientras comes: Las personas que comen distraídas se sienten menos llenas y tienen un mayor deseo de comer durante todo el día.
  • Comer demasiado rápido: Los que comen rápido tienden a sentirse menos llenos que los que comen lentamente debido a la falta de masticación y conciencia, que están vinculados a sentimientos de saciedad.
  • Sentirse estresado: El estrés aumenta la hormona cortisol, que puede promover el hambre y los antojos.
  • Hacer mucho ejercicio: Las personas que hacen mucho ejercicio tienden a tener mayor apetito y metabolismos más rápidos. Si haces mucho ejercicio, es posible que necesites consumir más alimentos
  • -La falta de sueño: El sueño adecuado es esencial para regular las hormonas. La falta de sueño aumenta el apetito.
  1. Alta glucemia y resistencia a la insulina
  • Tener niveles altos de azúcar en la sangre y resistencia a la insulina puede aumentar significativamente tus niveles de hambre