En Noticias, Psicología

Es muy probable que ante la situación actual generada por el COVID 19 , tanto los niños como los adultos manifiestan incertidumbre o miedo ante una situación en continuo cambio. Tras la suspensión de las clases,  es probable que aparezcan  el aburrimiento, la impaciencia, la dificultad de los padres para compatibilizar el cuidado de los niños con el trabajo, etc A continuación, les daremos algunas recomendaciones para afrontar esta inusual situación de la mejor forma.

1) Situaciones  y emociones habituales

  • Incertidumbre: Se desconoce cuánto va a durar la situación y el continuo flujo de noticias, conllevan a momentos de miedo también en los niños . La  falta de  actividades fuera del hogar,  la suspensión de las clases y lo  proyectos personales y familiares, como celebraciones y reuniones  se ven suspendidos .
  • Miedo, tensión, ansiedad Es habitual y comprensible que toda la sociedad sienta miedo a contagiarse. El confinamiento genera tensión entre los miembros de la familia y los  niños también muestran estas mismas preocupaciones.
  • Aislamiento de los seres queridos: los niños están acostumbrados a convivir con sus amigos, compañeros y también con la familia extensa. La suspensión de las clases hace que extrañen pasar tiempo al aire libre, estar acompañados y hasta tener obligaciones rutinarias.

2) Recomendaciones al respecto

  • Tener paciencia, los adultos somos un ejemplo para los niños, mostrémosle  apoyo y  cariño incondicional.
  • Permitirles y animarlos a mostrar sus sentimientos y miedos.
  • Obtener información de fuentes fiables, filtrarla y ofrecérsela de una forma adaptada a su edad.
  • Las rutinas y el orden son necesarias para los niños dan seguridad. Esta situación  se asocia a  desorden en los horarios de comidas y sueño, mayor sendentarismo, y más irritabilidad y peleas entre hermanos.
  • En situaciones difíciles, debemos intentar seguir estableciendo límites, con cariño y coherencia.
  • Buscar formas alternativas de comunicación y unión con los seres queridos, como llamadas, en especial mediante videoconferencia, cartas, e-mails, dibujos o manualidades dedicadas a ellos.
  • Ofrecer mensajes de confianza y esperanza, explicándoles que no solo nos protegemos  a nosotros mismos sino también a los demás y recordarles que es temporal, “de todo se sale”.

3) Actividades recomendadas

Es importante tratar ser creativos y mantener el buen humor. Además de permitir que los niños propongan actividades.

  • Pantallas e Internet: la mayoría de los niños preferirán actividades relacionadas con las pantallas (televisión, móvil, tablet o videoconsolas), pero los padres somos los responsable, de que no abusen de ellas.
  • Ideas divertidas: a lo largo de estos días han ido surgiendo numerosas iniciativas en Internet y redes sociales de actividades amenas y variadas con niños.
  • Actividad física es muy importante, reduce la ansiedad, mejora el humor, el sueño y disminuye el riesgo de sobrepeso, realicemos  ejercicios juntos.

Fuente: Sociedad de Psiquiatría Infantil

 

Últimos artículos

Start typing and press Enter to search

Solicita tu hora!