En Noticias, Psicología

Como sabemos, los cambios y las situaciones de aislamiento, generan estados de ansiedad. Y por ansiedad, entenderemos la sensación de intranquilidad, frente a estados futuros que definimos como amenazantes. Es importante saber como poder regular la ansiedad durante este periodo de incerteza y cambio constante .

Aquí les enviamos algunas ideas para lograr manejarla  durante este particular periodo que estamos viviendo:

  1. Diseña una rutina diaria con horarios: evita andar en pijama todo el día y trabajar desde la cama, necesitas sentir un orden interno que puedas manejar. Divide tu jornada en actividades de trabajo, distención y descanso.
  2. Mantén las rutinas en tu alimentación:  continúa con los horarios dispuestos para tus comidas principales y colaciones. Así tu cuerpo sentirá que nada a cambiado. Recuerda que al mantenernos nutridos y satisfechos, es más difícil que la ansiedad nos invada con antojos o compensando con alimentos poco saludables.
  3. Evita la sobre información: la ansiedad es una preocupación permanente, que altera emocionalmente nuestro funcionamiento. Intenta mantenerte informado de fuentes oficiales, pero no recibas ni te expongas a videos que se hacen virales, pues sólo harás permanente el estado de alarma en tu organismo.
  4. Conexión con otros: utiliza  las redes sociales y plataformas, para comunicarte con tus redes más cercanas, compartir experiencias, llamar a tus familiares, escuchar a otros es muy positivo en estas circunstancias.
  5. Ponernos metas accesibles: este es un periodo donde resulta màs dificil ser productivos y concentrarnos. No tenemos “tiempo libre”, estamos cuidándonos entre todos para que las cosas mejoren. Esto implica ser flexibles, ponernos pequeñas metas para alcanzar objetivos y no sentir frustración. Es importante ir un día a la vez, dependiendo de lo que ocurra.
  6. Reconoce cuando tu preocupación es útil: necesitamos darnos cuenta cuando nuestra preocupación es útil y cuando nos genera más problemas. La primera nos ayuda a tomar decisiones, actuar, protegernos. La segunda nos hace sentir desesperanzados, presos del miedo, dificulta nuestro actuar. No alimentes la preocupación inútil, esto afectará tu ánimo y tu sistema inmune.
  7. Incluye en tu rutina ejercicios de Mindfulness:  comienza a incorporar ejercicios simples de midfulness, para evitar los pensamientos intrusivos y manejar tu ansiedad. Incluye prácticas de respiración de 5 minutos, chequea cómo está tu cuerpo realizando una exploración mental, práctica 4 posiciones corporales de yoga. Haz una rutina con estas prácticas, de esta manera cultivarás un hábito, que te ayudará en momentos de intranquilidad.
Recommended Posts

Start typing and press Enter to search

Solicita tu hora!