En Actividad Física, Kinesiología, Medicina

A la hora de hacer ejercicio, solemos pensar que con subirnos a la caminadora o a la bicicleta estacionaria durante media hora, ya tenemos suficiente. Y bueno, es cierto sin duda que entre no hacer nada (es decir, tener una vida sedentaria) y hacer eso, por supuesto es mejor opción moverse, pero no todo el ejercicio es igual. A continuación, te explicamos la diferencia entre el ejercicio cardiovascular o aeróbico y el ejercicio anaeróbico así como cuál es mejor y por qué.

Existen dos maneras a través de las cuales el cuerpo puede quemar grasa ejercitándose. Una de ellas es a través del O2 (trabajo aeróbico) y otra sin O2 (trabajo anaeróbico). Los ejercicios aeróbicos son ejercicios de media o baja intensidad y de larga duración, en los cuales el organismo quema hidratos y grasas para obtener energía, para lo cual necesita oxígeno. Algunos ejemplos son: correr, nadar, ir en bici o caminar, entre muchos otros. Son ejercicios que se usan para bajar de peso, pues queman grasa y reportan muchos beneficios corporales, ya que, al necesitar mucho oxígeno, el sistema cardiovascular se ejercita, provocando que incluso los órganos internos se beneficien, más allá de un simple beneficio visual de verse bien.

Por su parte los ejercicios anaeróbicos son ejercicios de alta intensidad, pero poca duración. No requieren oxígeno puesto que la energía proviene de fuentes inmediatas que no necesitan ser oxidadas por el oxígeno. Estas fuentes pueden ser el ATP muscular, la fosfocreatina y la glucosa. Algunos ejemplos de estos ejercicios son: hacer pesas, carreras de velocidad y ejercicios que requieren gran esfuerzo en poco tiempo. Estos ejercicios resultan de gran eficacia para el trabajo y fortalecimiento del sistema músculo esquelético, es decir, tonificación.

Por años se ha extendido el mito que dice que las pesas crean cuerpos toscos y voluminosos en las mujeres, pero esto no es cierto, en la misma medida que sudar mucho tampoco hace que perdamos peso, sino que más bien nos deshidratemos (que no es lo mismo, por supuesto). De hecho, hoy se sabe que la mejor combinación posible es aquella rutina que combina ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, generando resultados formidables, si necesitas bajar de peso clínica Vie et Sante, es la solucion, equipo multidiplinario experto en baja de peso ubicados en Santiago de Chile.

Para comprender por qué pasa esto es importante saber cómo almacena la grasa nuestro cuerpo. El organismo humano suele guardar el tejido adiposo, que es producto de los excesos calóricos que consumimos principalmente en forma de carbohidratos y grasa. Cuando realizamos actividad física intensa, el cuerpo emplea esas reservas, en forma de glucógeno, como combustible, quemando esa grasa. Pero existe un umbral en el cual se realiza esa quema de grasa, que es usualmente debajo del 70 a 75% de la frecuencia cardíaca máxima de cada individuo. Los intervalos o hits de intensidad (por ejemplo, trotar 200 metros, caminar 200 y así sucesivamente) también resultan de gran efectividad para quemar grasa. Sin embargo, estos ejercicios no le brindan tonicidad al cuerpo, misma que solo se obtiene con ejercicios de resistencia.

Como recomendación les sugerimos que no realicen juntas las rutinas de cardio y pesas y de ser posible, se hagan en horas separadas del día. Por ejemplo, realizar pesas por la mañana y cardio por la noche. Si esto no es posible porque no dispones de tanto tiempo, entonces realiza primero las pesas y luego el cardio. Otro tipo importante es realizar pocas repeticiones con mucho peso o muchas repeticiones con poco peso, al hacer pesas. Pero sin duda, la clave está en activarse y realizar ejercicio, que nos permitirá estar en un estado físico y mental de bienestar.

Les compartimos link de videos donde aparecen rutinas de ejercicio tanto aeróbicos como anaeróbicos.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search

Necesitas Información?