Tips para que la primavera no altere tu piel.

 En Estetica

En primavera pasamos más tiempo al aire libre, sin embargo, sufrimos una consecuencia indeseable: la exposición a la contaminación, uno de los agentes envejecimientos más eficaces.

 

La primavera: 4 hábitos básicos para cuidar nuestro cuerpo

La primavera ya está aquí. Pero, ¿de qué manera influye esta estación en nuestro organismo? El simple hecho de disfrutar del buen tiempo, de más horas de luz y de la posibilidad de realizar más actividades al aire libre contribuyen positivamente en nuestro estado de ánimo. Sin embargo, también puede dar lugar a lo que se conoce como astenia primaveral. La astenia primaveral se explica como un trastorno que tiene lugar en esta estación y que provoca síntomas negativos en las personas.

Si lo que realmente quieres es bajar de peso no dudes en consultar en clínica Vie et Sante, expertos en la baja de peso ubicados en Santiago de Chile.

1.- Introduce frutas y verduras abundantes en tu dieta.

Ayudan a hidratar la piel y fortalecer el cabello. Consume alimentos ricos en antioxidantes,
vitaminas A, C y E, que son beneficiosas incluso hasta para evitar quemaduras en la piel.

2.- Limpia.

Usa leches limpiadoras para eliminar las impurezas acumuladas durante el día en tu piel.

3.- Hidrata.

Tan importante es la hidratación por dentro con el consumo de agua como la hidratación por fuera. En primavera es frecuente que nuestra piel sufra y se reseque frecuentemente. El uso de una crema hidratante adecuada es importante, lleva contigo una siempre a mano.

4.- Practica deporte de manera habitual.

Al practicar deporte eliminamos gran parte de tas toxinas acumuladas a través del sudor.

5.- Respeta las horas de sueño.

Un buen descanso retrasará el envejecimiento de nuestra piel y mejorará su aspecto. Dormir 8 horas al día es más que recomendable, rejuvenecerá tu piel y cargarás de energía tu cuerpo.

6.- Maquillaje.

Utiliza un maquillaje ligero durante esta época del año, puesto que la piel necesita respirar más.

7.- Protégete del sol.

Pese a que el sol de primavera no es tan fuerte como el del verano, nuestra piel no está lo
suficientemente preparada y puede sufrir con estos primeros rayos de sol. Utiliza un protector solar o una crema hidratante que lo lleve incorporado.

8.- Cuidado con las zonas sensibles.

La piel del contorno de los ojos, el cuello y el escote necesitan cuidados especiales. No te olvides de ellos.

Últimos artículos

Start typing and press Enter to search

Solicita tu hora!