Lu - Vi 08:00 - 21:00

Sá 09:00 - 14:00

Vecinal 151

Las Condes, Stgo

Edit

Sobre nosotros

En Clínica Vie Et Santé hemos desarrollado un método único y efectivo en la baja y control de peso. El éxito de nuestro método se basa principalmente en el apoyo integral al paciente de todo nuestro cuerpo médico; Medicina, Nutrición, Psicología, Auriculoterapia, Kinesiología y Estética, donde la enseñanza y el apoyo permanente, genera cambios de hábito en el paciente que permiten una baja de peso efectiva.

Información de contacto

Beneficios de la Chía

No es casualidad que poco a poco la semilla de chía haya empezado a incluirse en una variedad de recetas para desayunos y almuerzos nutritivos. Aún al consumirla en pequeñas cantidades son muchos los beneficios con los que se asocia.

La chía es una semilla con muchas propiedades nutricionales que resultan beneficiosas para la salud. La principal característica es su buen aporte de fibra dietética, por lo que dentro de sus beneficios destaca el reducir los niveles sanguíneos de colesterol, triglicéridos y azúcar. Dado su alto contenido de fibra la chía absorbe agua, formando una especie de gel que se expande en el estómago, generando una mayor sensación de saciedad. Por ello es muy utilizado como apoyo en los tratamientos para la pérdida de peso saludable.

Otra característica importante es su contenido de omega 3, incidiendo de manera positiva en la salud cardiovascular como también en la función cerebral y cognitiva.

Aparte de mantener los niveles adecuados de azúcar en la sangre y prevenir enfermedades crónico-degenerativas como las cardiovasculares, también es esencial para el órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel. Los nutrientes de la chía colaboran en la prevención de imperfecciones, regulación hormonal, producción de colágeno, además de regular procesos de la piel, corrigen la deshidratación y previenen la inflamación, generando una piel más suave, elástica y luminosa.

¿CÓMO SE CONSUME LA CHÍA?

Uno de los beneficios de la semilla de chía es que no altera el sabor de los alimentos, independiente si son dulces o salados. Gracias a su sabor suave y agradable, los usos de la chía son muy variados y te sorprenderá la cantidad de recetas en las que puedes incorporarla: como condimento, molida o simplemente mezclada con agua, su deliciosa textura se puede combinar con otros alimentos o ser consumirse tal cual:

Agua de chía: Agrega una cucharada sopera de semillas de chía a media taza y añade agua fría o tibia. Revuelve durante algunos segundos y deja reposar de 30 a 45 minutos antes de consumirla.

Aderezo: Espolvorea una cucharadita de semillas de chía en frutas o ensaladas.

Complemento: Coloca una cucharadita de semillas de chía en tu avena, cereal o yogur, frutas o ensaladas. Disfruta su textura crujiente.

Pudín de chía: Prepara un pudín de avena y frutos rojos con semillas de chía en un recipiente. Luego agrega yogur bajo en grasa o la leche de tu preferencia y guárdalo en el refrigerador para consumir al día siguiente. Agrega un poco de canela para brindarle un mayor sabor.

¡Anímate a probarla!